Beneficios del autocontrol según la Universalidad de Duke

Estudio del Departamento de Psicología y Neurociencias de la Universalidad de Duke (Durham, Carolina del Norte).

Hace varios años, en Estados Unidos comenzó a introducirse el concepto de “autocontrol” como un elemento verdaderamente importante que serviría para comprender el desarrollo evolutivo de la sociedad estadounidense. Para entender la importancia de este cambio significativo en los estudios relacionados hay que remontarse a los conceptos precedentes. Expresiones como “impulsividad”, “emociones negativas” o “pobreza de cognición social” hacían referencia a este problema deriva de la falta de control por parte de un individuo.

Universidad de Duke

Un estudio exhaustivo sobre el autrocontrol.

El estudio fue desarrollado por un equipo del Departamento de Psicología y Neurociencias de la Duke University (Durham, Carolina del Norte) y presentó unas estadísticas que aseguraban que carecer de “autocontrol” era uno de los factores más decisivos con negativas consecuencias en cuanto a salud y estabilidad legal. Para ello, hizo un exhaustivo seguimiento social y de sanidad a un total de 1000 niños durante 32 años.
Durante los primeros años, los investigadores se centraron en el círculo social de los sujetos de menor edad y fueron trazando perfiles de emociones e impulsos a los 3, 5, 7, 9 y 11 años. De esta manera pudieron definir dos tipos de clasificación: “niños con pobre autocontrol” y “niños con adecuado autocontrol”. El resto de la investigación fue completada con las estadísticas de los sistemas social, educativo y sanitario. Todo ello conformaban los elementos clave a la hora de, posteriormente, ofrecer un análisis coherente y comprensivo en materia sociológica.

¿Qué es exactamente el autocontrol?

Sin embargo, ¿qué significa el concepto “autocontrol” con exactitud? Hace miles de años, Séneca dijo que “el gobierno más difícil es el de uno mismo”; hace unos menos, Daniel Goleman aseguró que “tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir al impulso”. Tener el control de uno mismo siempre es algo positivo, pero no tienen ninguna asociación con el concepto de “poder”. Poseer “autocontrol” significa controlar nuestra existencia de una manera consciente, marcando nuestros límites y nuestra posibilidades.
El estudio elaborado por la Duke University precisamente define el concepto de “autocontrol” de esta manera, haciendo hincapié en la importancia de retrasar la gratificación, controlado los impulsos y modulando las expresiones emocionales tipificadas en el ser humano. Obtener “autocontrol”, no obstante, no es algo puramente psicológico; se ha demostrado que también atiende a condiciones géneticas, al propio coeficiente intelectual y, por supuesto, al nivel de socialización. Factores poco determinantes, pero factores al fin y al cabo. Pero lo que la investigación ha demostrado de manera ineludible es que ser poseedores de “autocontrol” solamente trae beneficios sociales en nuestras vidas, aislándonos de actividades negativas y autodestructivas como la droga o el alcohol, así como de cometer actos delictivas que pongan en riesgo nuestra libertad. De esta manera, el ser humano puede desarrollarse sin obstáculos en la sociedad y alcanzar su realización personal, tanto en el plano profesional como en el económico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto:

Secretaría de Máster:
Teléfonos:
976 50 65 78
E-Mail:
mindfulness@unizar.es